1984. Radio Scándalo, la primera Radio Libre de Cartagena

A mediados de los ochenta un grupo de jóvenes pusimos en marcha la primera radio libre de Cartagena: Radio Scándalo. El fenómeno de las radios libres tuvo su auge en la década de los ochenta en España ante la necesidad de dar a conocer al público una información alternativa, y de corte social, que se negaba desde los medios de comunicación oficiales o al servicio de los grandes lobbies empresariales.

En aquella época no existía Internet y este tipo de emisoras conformaban la única forma que tenían los colectivos sociales para informar sobre sus noticias, demandas y críticas. Eran ilegales, sin licencia, pero se consentían.

Tras intensas reuniones asamblearias que realizábamos en la Casa de la Juventud de Cartagena (en plan perroflautas) donde participaron todos los colectivos interesados se pusieron en marcha diversos sistemas de recaudación de dinero (cine-fórums en el antiguo cine club Aníbal, sorteos, bonos de ayuda, conciertos en el bar Arlequín…) y, por fin, se inauguraba un simbólico 1 de mayo en 105 Mhz constituyendo un auténtico fenómeno social con fuerte repercusión mediática como lo demuestra el interés que tuvieron en seguir nuestra «aventura» el diario La Verdad e, incluso, el diario nacional Liberación.

Yo me encargué de diseñar la primera parrilla de programación y de los informativos, de quince minutos diarios, que íbamos a emitir diariamente. Al mismo tiempo me encargaba de abrir y cerrar la emisora todos los sábados, cuando más horas había de programación.

El equipo completo lo componía un transmisor de 200 watios, una antena dipolo para 750 watios, mesa de mezcla, tres pletinas, dos cd’s, un sintonizador, cuatro micrófonos y algunas pletinas multicintas con un coste cercano a los dos millones de pesetas (unos doce mil euros).

La emisora se instaló inicialmente en una vieja casa situada cerca de la plaza de toros, lo más alto posible para lograr el mayor alcance. Aquí tenéis los planos del estudio previstos (no llegamos a tanto) y la mesa que, salvo los Revox, sí logramos reproducir el modelo que nos envió la empresa donde compramos todo el material:

La labor previa de organización fue inmensa con un amplio «merchandaisin» tratando de captar al mayor número de personas y colectivos interesados en este emocionante proyecto social. Por cierto, el primer apartado de Correos que usamos (el 5.019) fue el que abrí años antes para la correspondencia como radioaficionado.

Y, cómo no aparecimos en la prensa y medios de comunicación tanto locales como nacionales participando, además, en un Encuentro de Radios Libres que se celebró en Albacete…

Y aquí tenéis la primera parrilla (de mi puño y letra), la presentación que hicimos en antena y una encuesta que enviamos por correo (no había internet ni se le esperaba) para que valoraran nuestro trabajo y nos ayudaran a mejorarlo.

Años más tarde uno de los Cronistas Oficiales de Cartagena, José Sánchez Conesa, mencionó en un artículo de Historia la presencia de esta emisora local durante los convulsos años ochenta.

https://www.laverdad.es/murcia/cartagena/201505/13/movidas-anos-20150513015716-v.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.