Regatas en Cabo de Palos antes de la Guerra Civil

La primera regata (documentada) celebrada en Cabo de Palos se celebró el domingo 23 de agosto de 1914 entre el equipo del poblado y el de Los Alcázares sobre una distancia de dos mil metros “y una virada”:

“El equipo de Cabo de Palos lo forman don Juan y don Ricardo de la Cierva y Codorniu, don Juan Ferro, don Rafael Gómez Pavón, don Bernardo Heredia y don Eduardo Pardo. Del timonel actuará don Juan Gómez. Tripularán las canoas Elena y Belmonte, por sorteo.

Las regatas prometen ser interesantísimas —anunciaba la Prensa—, habiéndose cruzado numerosas apuestas”

Hay datos de otra regata de vela realizada cinco años más tarde (el 14 de septiembre de 1919) para laudes de treinta a treinta y dos palmos. Al parecer era habitual en los programas de festejos que organizaban los veraneantes en la burguesa y adinerada Playa de Levante todos los años. A pesar de tener datos de esta intensa actividad veraniega desde 1902 desgraciadamente no existe ninguna referencia hasta 1914 de regatas en el poblado.

Para volver a localizar una competición de vela tenemos que avanzar hasta las fiestas de agosto de 1933.

En el programa de festejos organizado ese año aparece que, el domingo 20 de agosto, se celebró a las cuatro de la tarde una competición de regatas a vela y de piraguas.

De esta última competición incluso tenemos una fotografía donde aparece Carlos y Eduardo Matas, ganadores de la competición, recibiendo la copa correspondiente de Remedios Sicilia (Miss Mar 1933) y madrina de la mencionada tripulación.

Durante ese mismo verano se celebró, además, una “regata de barcos de pesca” sin motor y a vela de 30 a 38 palmos, el día 27 a la una y media de la tarde, con importantes premios en metálico. Según las bases de la competición “para adjudicarse estos trofeos será preciso ganar las regatas durante dos años consecutivos, o bien, tres alternos. Este trofeo Copa Cabo de Palos consistió en dos “artísticas copas”, una para embarcaciones de 20 a 24 palmos y otra para las de 30 a 38.

En 1934 se volvió a celebrar una regata de vela el 15 de agosto a las cuatro de la tarde para botes de 24 a 27 palmos donde tomaron parte embarcaciones de Cartagena, Mar Menor “y otros sitios de la Región”. Los premios a entregar a los ganadores fueron la Copa del Excelentísimo Señor Vicealmirante Jefe de la Base Naval y la Copa Salinera Catalana, junto a sus correspondientes premios en metálicos sin especificar.

A las seis de la tarde, además, se celebraron regatas de piraguas canadienses y, a las seis y media, de piraguas noruegas.

Para el día 17 (a las cinco y media de la tarde) dejaron las regatas de piraguas para “niños menores de catorce años y a un solo remo de dos palas”, en la charca de la Barra.

El día 18, al atardecer, llegaron a Cabo de Palos las embarcaciones que participaron en la regata crucero de Cartagena al poblado y vuelta a la ciudad departamental “cuya meta de llegada fue el refugio pesquero de la Barra”.

Al día siguiente no pudieron tomar la salida de nuevo a Cartagena por el mal tiempo retrasándolo al día 20:

“Hoy continuaron las regatas suspendidas ayer por causa del mal tiempo, celebrándose la segunda etapa del crucero de regreso, Cabo de Palos a Cartagena.

Llegó en primer lugar el balandro ‘Primero de Agosto’, que tardó 3 horas, 26 minutos y 42 segundos; después, el ‘Joven Vicente’, en 3 horas, 28 minutos y 55 segundos; tercero, ‘Catorce de Abril’, en 3 horas, 30 minutos y 9 segundos. El yate ‘Aviación Militar’ se retiró.”

Emilio Wandosell, tripulante del “14 de abril”, narraba en la prensa las jornadas de esta Copa:

“Mal día de regatas para la ida. Al principio, un leve vientecillo del sur que fue abriéndose al lebeche, refrescando bastante a última hora.

Hasta Cabo de Aguas, con bastante calma, hubo competencia. Pero a partir de allí, mi barco con poca vela y, a mi entender, con un palo en exceso pesado, hubo de ver alejarse a los dos favoritos: al ‘Joven Vicenta’ y al ‘1 de agosto’.

Este último a la altura del cabo ante dicho, realizó una bonita maniobra, virando y ‘tumbado’: con la vela ‘a la buena’, dio principio a la caza del ‘Joven Vicenta’, al que logró alcanzar y aún pasarle, frente a la rada de Portmán.”

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *