La Vuelta Ciclista a España visitó La Manga en 1966, 1977 y 1980 para promocionarla

Hoy sábado a las 9:30 tendrá lugar la salida de la XXXVI Vuelta Ciclista a Murcia desde San Javier destacándose como «un evento deportivo de primera magnitud» que sitúa, al pueblo, en primera portada de los medios de comunicación.

En los sesenta, sin embargo, había otros intereses y fue la mismísima Vuelta Ciclista a España la que pasó por La Manga del Mar Menor y Cabo de Palos.

La inversión pública y privada era mucha en La Manga y la necesidad de promocionarla obligó a sus promotores, y los políticos que por aquél entonces gobernaban el país, a darle horas en los medios de comunicación usando los más variopintos procedimientos.

Evidentemente, era otra época pero sus dirigentes actuaban con los mismos patrones: promocionar aquello que les interesa y conviene. Como ahora.

En 1966 la organización del certamen fijó Murcia como la capital de inicio recorriendo, en su segundo día, dos medias etapas de Murcia a La Manga, de ochenta y un kilómetros, para continuar hacia Benidorm.

Los intereses económicos estaban en nuestra zona y no dudaron en forzar el diseño de la etapa hasta el punto de partirla en dos mitades para justificar la presencia de La Manga en el recorrido.

La llegada a La Manga la ganó, al esprín, el italiano Petrolani entrando con una velocidad absoluta de 42,631 kilómetros por hora en meta dado el terreno completamente llano en el que se encontraba. El público, cómo no, lo compusieron los trabajadores de la construcción afiliados al sindicato vertical que gozaron de unas horas libres para asistir al acontecimiento…

“El público que allí aguardaba junto a la meta la llegada de los corredores, aparte de quienes rodeaban a las gentiles señoritas encargadas de participar en la ceremonia final de etapa o del consabido ramo de flores, estaba constituido por laboriosos afiliados al Sindicato de la Construcción, que tienen su tajo en aquellos aledaños, donde algo se ha levantado, mucho más se está levantando e infinitamente más se levantaría, a juzgar por las trazas.”

Era el año sesenta y seis, sin público y ningún motivo deportivo que justificaran este extraño diseño de la etapa pero el franquismo había apostado fuerte por este núcleo turístico y La Manga debía salir en la prensa nacional e internacional como fuera.

En 1977 y 1980 la Vuelta “vuelve”

Como en esos mejores tiempos de los inicios urbanizadores de La Manga, la organización de la Vuelta volvía a acordarse de ella para iniciar el periplo por la península en la década de los setenta y ochenta.

En 1977 sería una primera etapa de ciento quince kilómetros que, desde Dehesa de Campoamor finalizó en la estrecha franja de tierra para, al día siguiente, partir en la segunda etapa hacia Murcia por un recorrido de ciento sesenta y ocho kilómetros.

El vencedor de la etapa con final en La Manga fue Freddy Maertens quien, en un 27 de abril de mucho sol y fuerte calor, recorrió los ciento quince kilómetros a una media de 36,68 km/h venciendo al esprín al alemán Peter Klaus Thaler.

En 1980, última vez donde La Manga ha sido visitada por la serpiente multicolor de la Vuelta Ciclista a España, volvió a ser protagonista en el circuito profesional con la etapa prólogo de la Vuelta (el 22 de abril, de 10,2 kilómetros y ganada por Roberto Visentini en 13’42”) y salida de la primera etapa de ruta (La Manga-Benidorm de ciento cincuenta y cinco).

Pero eran otros tiempos. Aquellos donde la clase política tenía especial interés en destacar La Manga como centro neurálgico del turismo nacional e internacional.

Las cosas han cambiado mucho.

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *