El 1 de diciembre de 1965 Tomás Maestre recibía el presupuesto de abastecimiento de agua a las urbanizaciones y complejos hoteleros de La Manga Sur.

El proyecto cuantifica en 27.770.229,33 pesetas el presupuesto total, incluida conducción y depósitos necesarios para garantizar el suministro de agua.

Concretamente, estima que la conducción supondría una inversión de 18.112.500 pesetas mientras que la construcción de ambos depósitos costaría 9.657.729,33 pesetas.

De las obras se haría cargo Urmenor estimándose que en su primera fase de implantación se hacía necesarios cubrir las necesidades diarias de agua potable para una población aproximada de 10.000 habitantes, según los cálculos iniciales que para esa zona trasladaron Bonet y Puig al promotor.

Para ello el proyecto preveía garantizar el suministro de 1.728 litros de agua a un ritmo continuo de veinte litros por segundo.

Urmenor, para ello, solicitará a la Mancomunidad de los Canales del Taibilla el suministro de agua encargándose la empresa de las obras necesarias para su conducción y almacenaje en los depósitos.

“La conducción se inicia desde el depósito de La Unión –añade el informe- …hasta alcanzar la carretera de Cabo de Palos bordeando el poblado de Los Belones hasta llegar al kilómetro 1,1 en cuyo lugar se desvía de la carretera y se dirige hacia la zona urbanizada, que atraviesa, para llegar finalmente a los depósitos de regulación”

El conducto, de 24,11 kilómetros se hará de fibrocemento y sobre el montículo de Calnegre se situarán los dos depósitos de regulación con una capacidad de 5.000m3 cada uno.

“Los depósitos son de hormigón armado, de planta circular y van cubiertos con cúpula esférica de hormigón… …la altura máxima del depósito es de diez metros”.

El caudal necesario viene definido al fijar la dotación máxima diaria por habitantes en 160 litros. Resulta así, con 10.000 habitantes, un total en día máximo de 1.600.000 litros y considerando 128.000 litros consumidos en pérdidas (un 8%) lo que es normal, lleva el total diario de agua necesaria a 1.728.000 litros.

Datos de los primeros caudales en explotación por Potalmenor S.A. en La Manga. / DLM

Con el poblado definitivo de la urbanización de Urmenor SA el volumen máximo diario se duplica (20.000 habitantes) resultando un volumen requerido de 3.456m3

El reto en La Manga Norte era otro: el sistema de conducción. Todavía a finales de 1966 no se había logrado garantizar el suministro a las urbanizaciones. Según la Agencia de noticias Cifra…

“Cerca de cuarenta kilómetros tienen de recorrido las conducciones de agua potable hasta la manga del Mar Menor, cuya instalación se espera finalice a últimos del mes actual [diciembre] para entrar en servicio en el próximo enero.

La conducción subterránea se ha hecho con tubo de cloruro de polivinilo, desde La Pacheca (en el término de San Pedro del Pinatar) hasta el lugar conocido por La Encañizada de Marchamalo. El paso más difícil ha sido el de la Bocana, entre el mar Menor y el mar Mediterráneo”.

En un informe interno llamado “Abastecimiento de agua desde el trasvase Tajo-segura, San Pedro del Pinatar, hasta el depósito de Calnegre” aparecen desglosados los diecinueve puntos de suministro de agua a cada uno de los veinticinco polígonos en que dividieron La Manga Norte. En total debía construirse, sin contar la conducción que unía La Pacheca con la Encañizada de Marchamalo, 12.546 metros de tubería de 461mm (6 km.), de 423mm (3 km.) y de 389mm hasta la estación de elevación de Calnegre donde debía garantizarse un volumen de 49,56 litros/segundo.

El ingeniero jefe del Distrito Minero de Murcia, dependiente de la Jefatura de Minas, Joaquín Payá y Navarro, expidió el certificado de aforo de las aguas subterráneas alumbradas por medio de pozos en el paraje denominada Finca La Pacheca, el 23 de junio de 1967. Esta agua se hacía imprescindible para el primer suministro de agua a las urbanizaciones de La Manga Norte.

“El sondeo –narra en el extenso informe- tiene cuatrocientos cincuenta metros de profundidad. La instalación con que se efectuó el aforo consiste en bomba Aturia-Prado de setenta y cinco CV colocada a ciento cincuenta metros de profundidad.

Puesta en marcha la instalación… …resultó que el caudal de este aprovechamiento el día 1 de abril de 1967 es de 24,73 litros/segundo. El análisis de la muestra de agua efectuado en el Instituto Geológico y Minero de España ha sido el siguiente: cloruros, 0,3122 gr/d; sulfatos, 41,050 gr/d; calcio, 0,2823 gr/d; magnesio, 0,1397 gr/d; sodio, 0,2771 gr/d; residuo seco a 100ºC, 2,6411 gr/d; pureza total en grados franceses, 128; pH, 8,2”.

Para la explotación del servicio de aguas y la construcción de todas las canalizaciones Tomás Maestre creó, el 9 de enero de 1961,  Potalmenor SA con un capital de noventa y nueve millones de pesetas, totalmente suscrito y desembolsado en el momento de la inscripción.

En 1975 ya tenía Potalmenor plenamente operativos los yacimientos de agua de La Pacheca, para La Manga Norte, y el Coto de Los Conesas, para La Manga Sur.

Además, contrató más adelante caudales suplementarios con la Mancomunidad de Canales del Taibilla y con los pozos del Cabezo Negro, según el proyecto aprobado en diciembre de 1965.

(Información obtenida del libro «La Manga del Mar Menor. Principales proyectos y estructura societaria», de este autor. Edlibrix 2018).

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *